miércoles, 2 de agosto de 2017

Ética

La ética consiste en el estudio del bien y del mal. La ética en sus análisis acepta la existencia de un estado intermedio entre el bien y el mal caracterizado por las pasiones (ejemplo: las personas enamoradizas o emocionales), esto es así porque Aristóteles nos explica que cuando dos opuestos pertenecen al mismo género necesariamente hay un estado intermedio, Libro Metafísica.
Si bien hay tres estados metafísicos, correspondientes al cuerpo (hombre natural), alma (hombre racional) y espíritu (hombre pneumático) los estilos de vida son necesariamente dos: pecamos o vivimos rectamente, el bien y el mal son soluciones éticas, los estilos de vida fructificandamos frutos de vida (frutos del espíritu, Gálatas 5:22-23) o de muerte (Obras de la carne, Gálatas 5:19-21).
La vida recta es actuar siempre por principios (la regla de Oro, la regla de Plata), es ser precisos y exactos, es hacer lo correcto porque es lo correcto. El pecado en cambio es cualquier omisión del bien o de la Rectitud, "el que sabe obrar el bien y no lo hace comete pecado", Santiago 4:17
Por eso se habla de mentalidad benevolente y malevolente, la malevolencia es la inclinación a pecar, hay formas de pensar y estilos de vida, elegimos y actuamos siempre éticamente, no hay término medio.
http://www.quintoevangelio.com.ar/es/artículos/item/51-pecamos-o-vivimos-rectamente.html