jueves, 17 de agosto de 2017

Pensamiento Progresivo y Discernimiento

Pensamiento Progresivo y Don de Discernimiento
El discernimiento es un don del espíritu, Tomas de Aquino lo considera como un "don de ciencia", junto al don de sabiduría y el don de entendimiento.
Adquirimos este don cuando aprendemos donde esta lo correcto y donde no. Este don o perfección es el don propio del hombre adulto, es el resultado de nuestra capacidad de mejorar y de la mentalidad progresiva (constancia, rectitud, mejoramiento continuo). Los dones son progresivos, los dones retornan dones. Renovar nuestra mentalidad implica vivir las perfecciones de Dios, implica pensamiento progresivo. El pensamiento progresivo es el desarrollo del pensamiento a diferencia del pensamiento mágico, recordemos que en el pensamiento progresivo predominan las facultades del espíritu (intuición, inspiración, creatividad, empatía) y en el pensamiento mágico las facultades del alma (fantasía e imaginación). Pensar progresivamente es buscar lo correcto y lo mejor; es buscar lo que es bueno, lo agradable, lo perfecto. Bueno, agradable y perfecto son las características de los verdaderos bienes que nos otorga lo divino.
http://www.quintoevangelio.com.ar/es/artículos/item/122-cambio-de-mentalidad.html